Un mapa del mundo para terminar con los mapas del mundo

El 12.07.11, en Geo, Obsolescencia, por alpoma

De igual modo a como cierto anillo podía gobernar al resto de anillos de poder en El Señor de los Anillos, hubo quien dedicó décadas de esfuerzos para construir un mapa del mundo tan perfecto que el resto de mapamundis se rendirían a sus pies. Armado con un arsenal matemático, toneladas de papel milimetrado y reglas de precisión, además de una paciencia infinita, el arquitecto y cartógrafo estadounidense Bernard Joseph Stanislaus Cahill (1866-1944) pasó casi toda su vida perfeccionando un mapa del mundo que finalmente publicó en 1909 y patentó en 1913. Se trata de un esfuerzo similar al que llevara a cabo Buckminster Fuller con su Mapa Dymaxion a mediados del siglo XX, solo que, según muchos, el mapa de Cahill es mucho más refinado y “perfecto”.

1909-Cahill-OT-100mm
Planteamiento original de B.J.S. Cahill para su Mapa Mariposa, 1909.

El resultado de los esfuerzos de Cahill fue el Mapa Mariposa, un desarrollo continuo del geoide terrestre que permite representar de forma muy precisa la superficie de la Tierra, sin introducir deformaciones tan monstruosas como las típicas de los mapas “clásicos”, como los de tipo Mercator, donde por ejemplo Alaska y Groenlandia aparecen con tamaños gigantescos, en nada parecidos a lo “real”. Eso sí, debe tenerse en cuenta que todos los mapas mienten, porque son representaciones más o menos afortunadas de toda o parte de la superficie de la Tierra o de un planeta, y además suelen estar influidos por los objetivos de quien realiza dicho mapa o de quien lo encarga. Pueden ser más o menos perfectos, pero siempre habrá deformaciones a la hora de trasladar al papel lo que en el mundo real cubre una “esfera”. Según el propio Cahill: La idea de que un mapa del mundo debe estar realizado de forma compacta e indivisible y no articulado en partes móviles, es en gran parte un hábito mental engendrado por una larga tradición nacida de la contemplación de [mapas como el de Mercator]. (…) Presento como alternativa el Mapa Mariposa, que no se concibe como divertimento exclusivo para matemáticos virtuosos o para el entusiasta geodésico, sino para el uso práctico de los cartógrafos y para el avance del estudio del mundo entre la gente culta de toda clase y nacionalidad.

El fragmento anterior procede de la obra de Cahill titulada A World Map to End World Maps, publicada en Geografiska Annaler en 1934.

Cahill-Keyes Multi-scale Megamap (Fragmento)

Uno de los bocetos del “megamapa” ideado por Gene Keyes basado en una evolución del mapa de Cahill. [Se puede ampliar el mapa pinchando en la imagen.]

El esfuerzo por llevar a la máxima perfección este tipo de representación del mundo ha sido retomado por muchos cartógrafos, entre los que destaca Gene Keyes, que lleva años trabajando en ello y que cuenta con un website que se ha convertido en visita obligada para conocer este tipo de mapas, tanto en sus planteamientos sociológicos como matemáticos y técnicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: